Lo anunció la Fiscalía general. Señaló que serán pasados a control de detención. En la Región Metropolitana suman 921 los arrestados.



La Fiscalía de Chile anunció hoy que hay un total de 2.151 detenidos en todo el país como consecuencia de los violentos desmanes que se registran desde el viernes pasado y que provocó la movilización del Ejército en varios puntos del territorio. Los apresados por saqueos y destrucción de bienes muebles sumaron 921 en la Región Metropolitana según informó la misma dependencia oficial. “2.151 detenidos por desmanes, a lo largo del país, son pasados hoy por la Fiscalía a control de detención”, publicó en su cuenta de Twitter la oficina judicial.


Lo hizo mientras aún se viven momentos de suma violencia y descontrol en la capital nacional, Valparaíso y otras regiones. Para intentar cubrir todos los hechos delictivos que se desarrollan por estas horas, se dispuso que 215 fiscales estén a la orden para hacer frente a las “contingencias”. Las cifras de la crisis que se desarrolla por estas horas en el país andino no terminaron allí: 67 carabineros resultaron lesionados y 819 personas presentaron cierto grado de heridas, según información oficial. Luego de 72 horas de violencia el saldo de muertos asciende a 11 personas.

Por cuarto día consecutivo, las calles de Santiago viven una renovada jornada de protesta por reclamos contra el gobierno de Sebastián Piñera, que mantiene el decreto de estado de Emergencia para hacer frente a las manifestaciones. Organizaciones estudiantiles habían lanzado la convocatoria para el mediodía en Plaza Italia, uno de los centros de reunión de la ciudad. Poco después de la hora señalada, comenzaron a aglomerarse grupos de ciudadanos y las autoridades intentaban dispersarlos con algunos incidentes y detenciones.


Las cadenas locales mostraron cómo vehículos policiales antidisturbios buscaban mantener a raya a los manifestantes, luego de dos noches con toque de queda en Santiago, Concepción y Valparaíso.



El presidente Piñera declaró el domingo que su país estaba “en guerra contra un enemigo poderoso”, luego de habilitar la intervención militar para controlar las protestas, que han dejado al menos 10 muertos y millonarios daños en el sistema del Metro. Por su parte, la ex mandataria chilena Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos, pidió a los manifestantes que salgan a las calles “de forma pacífica” y a las autoridades que “se aseguren" de que el derecho a la libertad de expresión sea “respetado”.


Por su parte, el ministro del Interior Andrés Chadwick confirmó desde La Moneda que hubo 110 saqueos a supermercados y 13 incendios a distintos edificios.


Además, manifestó que dos de las personas fallecidas ayer murieron calcinadas producto de un incendio en una tienda que minutos antes había sido saqueada por vándalos. Y recalcó: “Estamos en una situación extraordinariamente especial donde se tiene que resguardar el orden público. La guerra la están haciendo a través de la violencia los grupos vandálicos", condenó Chadwick.


Fuente: Infobae.